Búsqueda personalizada

Los comerciantes del mercado Ceres aun no abandonan sus puestos y las obras no se inician

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

Desorden y delincuencia se vive en las afueras del Mercado Ceres de Vitarte, el referente comercial más grande del distrito de Ate-Vitarte. En la zona pululan delincuentes y mendigos que se confunden con los cientos de comerciantes informales que expendían sus productos de primera necesidad.

Ese panorama que existía en Ceres en la actualidad apenas va cambiando, con la tibia puesta en marcha del proyecto vial de la continuación de la avenida Javier Prado Este. Dicha obra ha obligado a que, después de más de 20 años, cientos de ambulantes informales que tomaron como suya la pista tuvieran que formalizarse, pero no todos tienen la misma realidad.

La obra comprenderá el tramo que va desde el Estadio Monumental, pasando por el cruce con la Carretera Central, donde se construirá un paso a desnivel, y termina en la avenida Metropolitana. Asimismo, se efectuará un tajo a uno de los lados del cerro Puruchuco. El arqueólogo Luis Lumbreras  Salcedo determinó que en la zona no hay vestigios preíncas o incas.

Con motivo de la obra y el paso a desnivel que habrá en el cruce de la Carretera Central y la Javier Prado, Provías necesitaba 140 metros para realizar sus trabajos de construcción, por eso en el mes de julio alrededor de 3 mil comerciantes informales fueron desalojados del Mercado Ceres, ubicado en el kilometro 6,5 de la Carretera Central.

Pero ahora que la obra en los primeros días de diciembre se va a iniciar, la Municipalidad de Ate Vitarte viene conversando con los comerciantes que falta desalojar, que son alrededor de 1.500 puestos, para que en las siguientes semanas salgan de la zona.

Ante ello, Óscar Benavides, alcalde distrital de Ate Vitarte, espera que los comerciantes informales cumplan el plazo fijado para no retrasar el proyecto.

“Los comerciantes de Ceres se han tomado la medida con mucha madurez, pero lo malo es que han venido a Ceres gentes de Caquetá que fueron sacadas, ellos tienen que buscar dónde trabajar, yo puedo ayudar con los especialistas o con una licencia global, hasta que se establezcan, pero yo no puedo comprar un terreno porque no tengo presupuesto y además no lo puedo hacer”, expresó el alcalde.

Lejos de las obras y los planes viales que se realizarán en los próximos meses, existen historias de comerciantes que quedarán en el aire tras el próximo desalojo, como las dificultades que sufrirá Doris Ledesma (27), que tiene un puesto de tubérculos, en lo que queda del Mercado de Ceres. Ella desde muy niña se inició en este negocio, pero tras la pérdida de sus padres –quienes impulsaron el puesto de papas–, Doris se quedó sin compañía en el trabajo. Ahora ella no sabe qué será de su futuro.

Otra historia es la que vive Raúl Sebastián Guerra Montero (62), quien se declara en la bancarrota  de su negocio de componentes para el calzado. “Tengo 18 años en el Mercado de Ceres, antes tenía autorización municipal, pero por maravillas de la vida soy comerciante informal, no tengo crédito y no tengo ahorros para abrir otro local, la verdad es que no se qué hacer”, expresó Guerra Montero.

Asimismo, Walter Rosales Flores (56), presidente de la Asociación Caseta Ceres, dijo que no tiene problemas en el desalojo, ya que una parte de sus asociados han adquirido un local en la ex fábrica de alumbrados Josfel, ubicado a la altura del kilometro 4 de la Carretera Central.

“Nosotros le hemos pedido al alcalde que dilate el desalojo hasta que por lo menos pase la campaña navideña y de Año Nuevo, para así nosotros poder cerrar el año de una forma positiva, para afrontar los futuros gastos del nuevo local”.

Por su parte, Óscar Benavides indicó que los comerciantes han tenido un año para regularizarse. “Ni bien comience la obra de Puruchuco la gente pacíficamente debe de irse, si no tomaremos una medida distinta, de repente podríamos esperar a finales de diciembre, para que pase Navidad, pero ellos ya tienen que irse”, finalizó.

De esta forma se está realizando esta importante obra que estuvo postergada durante más de 30 años y que, según Benavides, la Municipalidad de Lima no quiso ejecutarla como suya.

 

Fuente: LaRepublica.pe

Comments:

 

Escribir un comentario

Evite realizar ataques personales contra otros usuarios y sea siempre respetuoso. Utilice la opción "Reportar" si considera que algún comentario es ofensivo. Cada Usuario es responsable del mensaje publicado. Vitarteonline.com no garantiza la autenticidad, precisión, procedencia y/o licitud de los contenidos publicados por los Usuarios.
Recuerde que como usuario registrado de Vitarte Online puede comentar sobre otros comentarios o corregir los propios.


Código de seguridad
Refescar


Banner

Usuarios en línea

Tenemos 11 invitados conectado(s)